Sacar corcho sin sacacorchos

Valora este Artículo

En tiempos de celebración, cumpleaños, bodas, o simplemente para abrir una botella con los amigos y disfrutar de unas copas, compartir algunos tragos es un método antiguo para interactuar, por ello debes siempre saber cómo sacar corcho sin sacacorcho.

Que la falta de este elemento no sea un impedimento para continuar con el brindis, siempre puedes tener otras opciones a la mano en casos de necesidad.

Imagina que estás ante la cita de tus sueños. Preparaste la mesa con las velas, el mantel elegante, una cena espectacular…y cuando llega el momento de abrir el vino, haz olvidado el sacacorcho.

O aun si estás en casa frente al televisor y tú equipo de futbol favorito está a punto de marcar un gol. Tienes la botella en la mano y no quieres correr a la cocina para quitar la tapa. Por esas ocasiones y muchas otras más, debes saber cómo sacar corcho sin sacacorcho.

Antes que dañes tus dientes intentando abrirla, o antes que golpees todos los muebles de la casa, te compartiremos unas técnicas básicas y las más conocidas para liberarte de tapas molestas.

Como sacar corcho de la botella sin sacacorcho

Quizás te sientas tentado en un momento de desespero en empujar el corcho hacia adentro. Pero ésta no es la opción más sabia. Algunos corchos no son completamente parejos en sus bordes. Si intentas hundir el cocho hacia adentro, puede quedarse atorado en la parte más baja del cuello de la botella, y será mucho más difícil sacarla de allí.

Además, pueden quedar restos del corcho en el vino al desprenderse algún trozo del mismo. Por ello, eliminemos esa opción.

Usa un cuchillo

Lo más probable es que logres conseguir un cuchillo afilado si estás en casa o incluso afuera, así que ésta es la opción número uno. Debe ser un poco menor en su anchura con respecto al corcho y debe ser afilado, de modo que pueda ser más fácil y eficiente al abrir.

Coloca la botella de forma vertical antes de comenzar. Introduce o clava el cuchillo en el corcho y balance de un lado a otro colocando algo de presión hacia abajo. Hazlo de forma lenta y cuidadosa. Lo ideal es que logres clavar de forma profunda el cuchillo antes de comenzar para que puedas sacar el corcho de la botella sin sacacorchos.

Luego de que lo hayas logrado, intenta extraer el cuchillo sosteniendo el corcho, estirando suavemente hacia arriba haciendo movimientos perpendiculares.

¡Espero que lo logres!

Usa un zapato

Si no lograste abrir la botella de esta forma o si deseas conocer otro método, intenta con un zapato. Antes de que voltees los ojos hacia otra parte y creas que mi mente está llena de alcohol, lee las indicaciones y verás que ciertamente es factible.

Nunca falta un zapato, estés donde estés, o si eres de aquellos que les gusta caminar descalzos, siempre habrá algún amigo que pueda rescatarte. Solo dile que su zapato es el indicado para sacar corcho sin sacacorcho.

Este procedimiento es delicado y tiene muchos riesgos, así que asegúrate que la botella no esté rasgada antes de comenzar para evitar accidentes.

Coloca el zapato en la base de la botella, específicamente en el área del talón que es la que mayor soporte y resistencia tiene. Sujétala bien. Luego golpea la base de la botella contra una pared, por supuesto, el zapato es que permitirá que soporte los golpes y haga resistencia.

Golpea repetidas veces hasta que el corcho comience a sobresalir del cuello de la botella, y sigue golpeando de manera cuidadosa hasta que salga completamente o logres extraerlo con tus dedos. Recuerda que el zapato es quien amortigua el golpe, así que mantenlo bien sujeto. Otras ideas son usar un libro grueso, una toalla resistente o algún objeto similar.

Como se mencionó antes, estas son ideas para sacar corcho sin sacacorcho en casos extremos, cuando no se encuentra la herramienta ideal y propicia para ello a la vista.

Usa un martillo y tornillo

Si no tienes el sacacorcho, podemos improvisar uno. Es más fácil si el tornillo es lo bastante largo. Enrosca el mismo en el centro del corcho hasta que prácticamente se encuentre la mayor parte adentro y solo se vea un centímetro afuera. Con un alicate, un martillo o un destornillador, extrae el corcho. Para que esto funcione realmente, al igual que la técnica del cuchillo, el tornillo debe estar adherido al corcho para poder subir juntos hacia afuera. Los clavos también pueden ser muy útiles, usando el mismo procedimiento.

Consejos al sacar corcho sin sacacorcho

Como ves, la mente humana puede ser muy creativa, y está diseñada para superar las contrariedades, obstáculos y necesidades. Si falta alguna herramienta indispensable de tu cocina, siempre puedes tener otras ideas a la mano. Solo se trata de imitar el procedimiento común de extracción del corcho con herramientas que tengas a la mano.

Lo que necesitas es un objeto que puedas clavar en el corcho sin lastimar tus manos, y sin esforzar al corcho hacia abajo porque entonces no habría remedio y sería peor la cura que la solución.

Luego, debes sujetar muy bien ese objeto y asegurarte que está adherido al corcho. Tras verificar, intenta sacarlo de forma cuidadosa, mientras el objeto y el corcho vienen contigo.

La técnica del zapato es igualmente creativa y útil, pero en medio de todo esto, ten cuidado con la seguridad. Si la botella es de un vidrio frágil, podrías romperla de forma accidental al usar un martillo o tornillo, así que trabaja con atención.

Los destornilladores son elementos prácticos y de uso común, con ellos será fácil sacar corcho sin sacacorcho, así que deberían ser tu primera opción en caso de no poseer este elemento.

Así que: la cena está servida, tus amigos están en casa, el vino está frío y listo. No te detengas por el sacacorcho que no tienes. Intenta alguno de estos métodos que hemos compartido contigo y no permitas que la celebración termine.

Luego puedes compartir con nosotros tus propias técnicas para sacar corcho sin sacacorcho, o simplemente describir como fue tu propia experiencia.